Curiosidades Habitos salud

Cómo combatir el herpes genital -¡4 potentes remedios naturales!

Si en alguna ocasión has presentado herpes genital comprenderás que es una patología bien molesta e incómoda para quien la padece. Pues una vez que el virus se hospeda en tu cuerpo los síntomas que generalmente se presentan pueden aparecer y desaparecer por temporadas, pero lograr que este virus se vaya por completo hasta ahora, no ha sido imposible.

No te desanimes, si bien es cierto que  la cura total no se conoce. Hoy te explicaremos cómo combatir el herpes genital con potentes remedios naturales que te darán un respiro y reducirán los síntomas tan molestos que suelen manifestarse en especial el picor tan intenso que puedes llegar a sentir cuando estás contagiado de este virus.

4 potentes remedios naturales

Los remedios que hoy te vamos a presentar, te demostraran la eficacia de las propiedades que contiene nuestra naturaleza. Es importante resaltar que debes ser constante y seguir nuestras recomendaciones, para que tus expectativas sean las esperadas. Obtener mejoría y una calidad de vida mucho mejor, sin duda alguna.

Té negro

Las bondades del té negro son significativas para combatir el herpes genital. Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias reducen las molestias causadas por las llagas que se pueden evidenciar cuando se tiene este virus.

Su aplicación es muy sencilla, solo debes introducir en agua tibia una bolsita de té negro y colocarla sobre el área afectada, ejerciendo leve presión, un proceso que debes repetir diariamente dos veces.

Bicarbonato de sodio

La efectividad del bicarbonato de sodio es primordial, ya que ayuda a secar la infección calmando la irritación que esta produce.

Lo único que debes hacer es aplicar directamente sobre cada úlcera el bicarbonato en polvo y dejar que actúe por 10 minutos, luego enjuagas. Es recomendable repetir este proceso dos veces al día hasta obtener mejoría.

Compresas de frio

Nada más relajante para aliviar el herpes genital que aplicar compresas de frio sobre la zona afectada.

Introduce dentro de una bolsa plástica hielo picado y coloca sobre el herpes por unos 10 minutos, un proceso que debes repetir diariamente 3 veces. Nunca coloques el  hielo directamente sobre la piel.

Aceite de ricino

El aceite de ricino favorece enormemente, y  reduce los síntomas del herpes genital  al  aplicar una pequeña cantidad en el área a tratar.

Humedece un trozo de tela con el aceite de ricino y colócalo sobre la piel que presenta el virus. Lo ideal es hacerlo en la noche y dejar que las propiedades del aceite haga efecto durante las horas nocturnas.

Todo lo que la naturaleza nos ofrece es simplemente maravilloso, estos remedios son recomendables hasta obtener mejoría. Si observas alguna reacción desagradable no dudes en consultar con el médico.

Leave a Reply