Despidos procedentes e irregularidades en la bolsa de trabajo: Rescate del servicio de basura en La Puebla

 

El Juzgado de lo Social número dos de Sevilla ha desechado la demanda de despido interpuesta contra la compañía Urbaser y el Municipio de La Puebla de Cazalla por extrabajadores del servicio de limpieza, que fueron despedidos tras salvar el Municipio este servicio. Esto ocurre poco una vez que el Municipio moro reconociese irregularidades en la contratación para la substitución de los trabajadores de limpieza, llegando a aceptar que estaba efectuando despidos improcedentes.

En una sentencia del convocado Juzgado firmada el pasado catorce de octubre, a la que ha tenido acceso Diario de Morón, se declara procedente el despido de los trabajadores producido con data de efectos del día diecinueve de abril de dos mil quince “y, en consecuencia, extinguida la relación laboral a dicha data”. En ese instante, el servicio municipal de recogida domiciliaria de basura y restos sólidos urbanos y su transporte al vertedero era salvado por el Municipio.

Contratación de sustitutos

Para reemplazar los despidos de los trabajadores que efectuaban el servicio en la compañía Urbaser, el doce de enero de dos mil quince el Municipio de La Puebla publicaba un anuncio aprobando las bases de la convocatoria para cubrir 2 plazas de conductor de camión colector de restos. La modalidad de contratación sería en régimen laboral temporal por obra o bien servicio a tiempo completo. El contrato tendría una duración como máximo de 3 años tal como señala el artículo quince del Estatuto de los Trabajadores, o bien en su defecto hasta el instante en el que la plaza sea cubierta por procedimiento legalmente establecido para el acceso de un empleado laboral fijo.

De la relación terminante de aprobados, el regidor de la localidad, Antonio Martín (IU), escogería a los 2 aspirantes que hubieran conseguido mayor puntuación para proceder a su contratación, pasando los próximos aprobados por orden de puntuación a la situación de reserva con el objetivo de cubrir posibles bajas o bien vacaciones del titular a lo largo de la vigencia del contrato.

El día veinte de marzo, lunes, empezaron su tarea los 2 conductores que había aprobado el examen. Los viejos trabajadores de Urbaser acabaron su contrato el día dieciocho, sábado, o sea, debían dejar el camión a las cero con cero horas. No obstante, su jornada siempre y en todo momento era hasta las tres con cero horas más o menos, con lo que dejaban de recoger la basura en múltiples calles de la localidad por finalización de servicio. Velozmente, el municipio debió contratarlos un día y asegurarlos a lo largo de estas horas.

Bolsa de trabajo

Todavía señalando las bases la duración de 3 años, el Municipio efectúa los contratos con una duración de 6 meses y apunta que ya no se trata de una provisión de puestos sino más bien de una bolsa de trabajo. Además de esto, conforme han señalado los perjudicados a este medio, no se le respetó la petición de vacaciones, siendo el Municipio el que decide en qué momento deben gozar de estas. Una vez pasado los 6 meses, los 2 titulares del puesto demandaron al Municipio por despido improcedente.

En este marco, los perjudicados apuntan que cambiaron el término de ‘provisión de puesto de trabajo’ por ‘bolsa de trabajo’ por el hecho de que “no salieron los que deseaban”, y agregan que lo peor no es eso, sino prosiguen infringiendo una convocatoria que un Juzgado de lo Contencioso de Sevilla afirmó que estaban bien hechas. “Si está bien hechas, ¿por qué razón no las cumple?, ¿por qué razón ha debido venir el Juzgado de lo Social de Sevilla a decir que no las están cumpliendo y despiden a los trabajadores?”.

Despidos improcedentes

Basándonos en esto, el Juzgado de lo Social número ocho de Sevilla en data veintinueve de Septiembre del presente año, dictó una sentencia en la que falla en favor de uno de los trabajadores despedidos, señalando que dicho despido es improcedente por no cumplir las bases de la convocatoria, indicándole al Municipio que tenía un plazo de 5 días para reaceptar al trabajador o bien indemnizarlo, a lo que el Municipio usando la reforma laboral responde diciendo “que, en el plazo concedido, esta Empresa opta por abonar al actor la indemnización reconocida en la Sentencia” y dejando al trabajador en la calle.

Al segundo trabajador despedido, con data cinco de octubre, ya antes de entrar a sala del Juzgado de lo Social n.º tres de Sevilla para la celebración del juicio, el Municipio le reconoce haber efectuado un despido improcedente y opta en ese acto por indemnizar el despido.

Dados estos hechos y si el Municipio ha optado por indemnizar a los trabajadores en vez de reaceptarlo, los próximos de la lista pasan a ser titulares, con lo que se abre la puerta a nuevas demandas.

Críticas de la oposición

Desde el conjunto municipal del Partido Socialista Obrero Español se efectúan múltiples preguntas: “¿cuánto nos costará verdaderamente el rescate del servicio de recogida de basuras? ¿Va nuestro municipio a proseguir despidiendo a los trabajadores y a abonar despidos? Y, lo más preocupante, ¿hasta en qué momento va a continuar despidiendo, hasta el momento en que en el puesto esté uno de los suyos y utilice la sentencia para declarar que no puede continuar despidiendo a absolutamente nadie pues hay un juzgado que lo han condenado por despido improcedente?”

A los conjuntos de la oposición, hasta la data, el equipo de gobierno no le ha trasladado estas sentencias ni esta alternativa de indemnización en vez de la readmisión de los trabajadores. “No olvidemos que estamos regidos por un partido de izquierda que afirma estar contra la reforma laboral, reforma que ha empleado en un caso así para no reaceptar a los trabajadores”, apuntan desde las filas socialistas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *