Amor

La actriz Ana Fernández: “Castigo a todos y cada uno de los que desean terminar con el planeta del cine y lo están consiguiendo”

 

La actriz honrada y premiada en el V Festival de Cine Crítico Nuevo Ágora de Paradas hizo un llamamiento a fin de que, aparte de premios, se diesen castigos a todos y cada uno de los que desean terminar “con una industria que es cultura, que exporta nuestra forma de vivir, que nos invita a meditar y a crecer”

 

La actriz Ana Fernández (Valencina de la Concepción mil novecientos sesenta y cinco) llegó a Paradas arropada por su familia, madre, marido, tía, hermano, hermana y amigas como hermanas. Venía a recoger el premio concedido en la V Edición del Festival Nuevo Ágora de Cine Crítico de esta localidad. Vestida de negro, con su sencillez y calma frecuente, charló de cine, de mujeres y de cultura, sobre todo, de cultura.

 

 

Y su agradecimiento lo convirtió en reiterar “enhorabuena” en todos y cada tramo de su exposición que efectuó a los asistentes al homenaje festejó en la Sala Cultural La Comarcal, donde a lo largo de una semana se han proyectado las películas del festival y se discute el contenido.

El primero de los agradecimientos fue en este sentido. “Me agradaría como ciudadana, como profesional, dar la enhorabuena por estos cinco años de actividad, por lo bastante difícil que es arrancar ideas de esta clase en este país, más todavía en los pueblos, por lo menos por mi experiencia me afirma. Y si es bastante difícil ponerla en marcha más todavía mantenerla”, de esta manera comenzó la actriz sevillana que terminaba de llegar del cuarenta y dos Edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelvadonde ha sido jurado.

Y charlaba con el corazón en la mano. Pues entre el público estaba su familia, aquellas personas que “me han apoyado y alimentado el ánima, mi madre, mi tía, son las mujeres supervivientes de una generación realmente difícil, pequeñas de la posguerra, me han dado fuerza, me han dado confianza, han estado ahí, y, sobre todo, me han aportado sentido del humor, las mujeres de mi familia tienen mucho sentido del humor. Son mujeres inteligentes y la inteligencia está vinculada al humor, con lo que he querido dar a las heroínas de lo rutinario que me agrada interpretar”. Por tal razón, aprovechó su presencia, “algo que no es habitual”.

Razones

A Ana Fernández le ha agradado este Festival por múltiples razones. Por el nombre: ” “Ágora, espacio abierto, centro de la vida cultura y política en la vieja Grecia, creo que su definición sería idónea para que verdaderamente fuera eso lo que estuviese ocurriendo en este país y en el mundo”.

También por los motivos: “Por extender la cultura y el cine como hay que hacerlo, no solo proyectando las películas, sino más bien en un contexto, con conversas de cada uno de ellos de los temas que invitan al diálogo, que invitan al discute, a la crítica, es la mejor manera de atraer al espectador nuevo y lograr que lo que somos espectadores seamos más maduros, es buena forma de crecer”.

Y por los títulos, de uno de los dijo: “Son películas indispensable. La Primera “Te doy mis ojos” es la película de la temática que no se puede olvidar, debería proyectarse todos y cada uno de los días en las escuelas, en los institutos, en la Universidad, en TV, no se puede parar de hablar de eso por el hecho de que es un cáncer terrorífico el que tenemos de la violencia sexista y que los pequeños desde ahora comprendan que lo esencial para la convivencia, para la vida es el respeto mutuo y la igualdad”.

Y sobre todo, a Ana Fernández le agrada el Festival de Paradas “por el discute, me chiflan los debates, me agradan como espectador, los que hemos participado en ellas aprendemos mucho asimismo de la película, personajes, de de qué manera se ha llegado, abrimos la psique con los debates”.

La honrada reconoció que “los premios son estupendos” y el de Paradas lo es. Mas asimismo desea que se den “castigos”, tal y como afirmaba el enorme profesor José Sanchis Sinisterra, dramaturgo y directivo teatral de España. Y deseó aprovechar el escenario de La Comarcal para “castigar a todos los que están contra el cine, no hay un país que persiga el cine como este, un campo que daba trabajo a cien personas, ya no, un ámbito que tiene un potencial de espectadores de cuarenta y cinco millones que son los que charlan de España, una industria que es cultura, que exporta nuestra forma de vivir, que se abre al planeta, que enseña al planeta lo que somos, que nos invita a meditar y a medrar. De ahí que, si me lo dejan, castigo a todos y cada uno de los que desean terminar con él y están consiguiéndolo”.

Pero no deseó recoger el premio sin dejar en claro que, si bien “me siento muy honrada por este homenaje, no estaría acá sin los proyectos en los que he participado y toda la gente que ha apostado por esos valores que esta noche estáis premiando”.

Las mujeres somos esenciales, tenemos muchos que contar y los hombres tenéis mucho que oír de nosotras y juntos podemos armar un planeta mejor. Y un planeta comienza mejor por la cultura, hay que proteger la cultura.

Leave a Reply