Sociedad

Una peluquería china agrede físicamente a todos sus clientes para acabar con “el falso estigma del final feliz”


El establecimiento ha incorporado un servicio de masajes erógenos para compensar la violencia empleada contra los que los acusan de ofrecer servicios sexuales

 

Basta. Están hartos. No han cambiado de continente para que luego tú los acuses de hacer travesuras sexuales. Eh … y harán lo que sea para demostrártelo. Tanto es así que aquella peluquería china que tienes cerca de tu casa ha decidido agredir físicamente todos sus clientes para acabar con “el falso estigma del final feliz”. Sabemos que estamos en el punto de mira al igual que un mexicano en el comedor de Donald Trump o como un músico en un lugar donde se trabaja de verdad “.

Las propietarias del establecimiento consideran que “hacer daño” a los usuarios habituales es la mejor oportunidad para demostrar a todos que somos gente honrada y que sólo venimos a hacer nuestro trabajo. Provocamos dolor, sí. Pero sólo para contrarrestar los que nos acusan de provocar placer. Venir a nuestra peluquería es como ir a un restaurante oriental: sabes que tarde o temprano recibirás palos “.

 

 

 

 

 

Leave a Reply